Salir modo de impresiónImprimir recetaA+A-Deshacer todo

Besugo al horno con patatas

Ingredientes:

Besugo
1.2 kg
Patatas
6
Cebolla
2 grandes
Zumo de Limón
1 limón
Vino Blanco
1 vaso
Aceite de oliva virgen extra
Ajo
4 dientes
Guindilla Seca
1
Pan Rallado
Sal y Pimienta

Pasos de la receta:

1) Para comprar un buen besugo fresco debes fiarte de tu pescadero de confianza. Le pediremos que nos limpie el besugo y lo prepare para cocinar al horno.<br/>Si no tienes pescadería de confianza, deberías fijarte en que los ojos del besugo sean brillantes, abultados y que no estén hundidos. Sus branquias deben ser de color rojo o rosa intenso y la piel debe tener un color vivo.

2) Lo primero que haremos para preparar este besugo al horno será precalentar el horno a 180º C durante 10 minutos. Mientras el horno se calienta, pelamos las patatas y las cortamos en rodajas no demasiado finas, de unos 2 cm de grosor. Colocamos las patatas en la besuguera a la que habremos incorporado un poco de aceite de oliva virgen extra. Añadimos sal, un poco más de aceite de oliva y la mitad de vino blanco.

3) Mientras se cocinan las patatas en el horno, pelamos la cebolla y la cortamos. Ponemos una sartén a fuego medio con una cantidad generosa de aceite de oliva virgen extra para que se poche la cebolla. Añadimos la cebolla, la salamos y la cocinamos durante 5 minutos removiéndola de vez en cuando con cuidado de que no se nos queme. Pasados los 5 minutos, la cebolla ya habrá empezado a sudar, añadimos el resto de vino blanco y seguimos cocinando hasta que se evapore el alcohol y nos quede la cebolla blandita y con un tono doradito (10-15 minutos).

4) Pasados 20 minutos, las patatas estarán prácticamente hechas, las sacamos del horno y repartimos la cebolla pochada por toda la superficie de la besuguera. El besugo lo tendremos bien lavado y escurrido.

5) Colocamos el besugo en la fuente, añadimos un poco de sal gorda en su interior y salamos por ambas partes. Limpiamos muy bien la piel del limón, colocamos 2 o 3 rodajas en el interior del besugo y regamos el besugo con zumo de limón. <br/>No aconsejo cortar la superficie del besugo para ponerle las famosas rodajas de limón entre la carne ya que sólo conseguiremos que se seque el besugo al hornearse. La piel entera del pescado lo protege durante el horneado y obtendremos una carne rica y jugosa.

6) A continuación, incorporamos aceite de oliva virgen y ponemos una capa muy fina de una mezcla de pan rallado con perejil y pimienta molida por la superficie del besugo. Le pondremos una capa finita para que al hornearla nos quede dorada y crujiente. Metemos el besugo en el horno y horneamos a 180º C durante 20-25 minutos aproximadamente. (El tiempo de horneado variará en función de la potencia del horno y del tamaño del besugo).

7) Mientras se hornea el besugo, fileteamos unos dientes de ajo y cortamos una guindilla en aros. Sofreímos en una sartén los dientes de ajo con 4 ó 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra hasta que empiecen a bailar y en ese momento añadimos la guindilla y sofreímos hasta que los ajos estén doraditos, con cuidado de no quemarlos.<br/>Al pasar 15 minutos de horneado, retiramos la bandeja del horno y añadimos el sofrito aún caliente sobre el besugo. Lo volvemos a meter en el horno y acabamos el tiempo de horneado.

8) Pasado el tiempo de horneado el besugo estará cocinado y se habrá formado una costra crujiente de pan rallado sobre el besugo que está buenísima. Sólo nos queda llevar a la mesa y disfrutar de este plato perfecto para servir en Navidad y celebraciones especiales.

Notas y recomendaciones:

- A la hora de comprar el besugo, comprobaremos que el pescado está firme, las agallas rojas y los ojos brillantes y saltones.
- Los tiempos de horneado son siempre aproximados, ya que variará en función de la potencia del horno y del tamaño del besugo.
- Volcaremos el sofrito de ajo y guindilla sobre el besugo con mucho cuidado para evitar que el aceite no arrastre al pan rallado. Incluso nos podemos ayudar de una cuchara sopera.
- Si nos sobra aceite, lo podemos echar sobre las patatas y les dará un gusto buenísimo.