Salir modo de impresiónImprimir recetaA+A-Deshacer todo

Calabacines rellenos de atún

Ingredientes:

Calabacín
4
Atún o Bonito en conserva
1 lata grande (220 g)
Cebolla
1
Ajo
4 dientes
Tomate frito
8 c/s
Harina
1 c/p
Leche
1 vaso
Orégano
Una pizca
Pimienta Negra Molida
Una pizca
Queso Rallado
Para gratinar

Pasos de la receta:

1) Lo primero que haremos para preparar los calabacines rellenos será lavar los calabacines. Una vez limpios, los cortamos por la mitad a lo largo y con la ayuda de una puntilla cortamos la parte exterior con cuidado de no atravesar el calabacín.

2) Cuando tengamos el borde cortado, vamos a vaciar el calabacín con un vaciador de cocina (si no tenemos lo podemos hacer con una cucharilla). Vaciamos todos los calabacines y reservamos el interior para hacer el relleno. Encendemos el horno a 180º C y colocamos los calabacines en una fuente de horno.

3) Mientras el horno coge temperatura, salpimentamos los calabacines y añadimos unas gotas de aceite de oliva virgen extra. Metemos los calabacines en el horno y los cocinamos durante 15 minutos para que ablanden un poco.

4) A continuación, picamos bien toda la carne del calabacín que teníamos reservada. También picamos los dientes de ajo y la cebolla. <br/>Ponemos una sartén amplia a fuego medio con un poco de aceite de oliva y los diente de ajo picados. Cuando el ajo empiece a "bailar", añadimos la cebolla y la sofreímos durante un par de minutos hasta que empiece a estar transparente.

5) Cuando tengamos la cebolla pochada, incorporamos los calabacines troceados, una pizca de sal y pimienta negra molida. Cocinamos el calabacín durante unos 5 minutos, añadimos el tomate frito, orégano y mezclamos todo.

6) A continuación, añadimos la harina y la cocinamos unos instantes mezclando con el sofrito. Cuando tengamos la harina cocinada, añadimos la leche y removemos con una espátula hasta que la leche se integre en el sofrito y obtengamos una textura similar a la bechamel. <br/>Con el relleno cocinado, apagamos el fuego, añadimos el atún escurrido y mezclamos.

7) En el tiempo que preparamos el relleno, los calabacines ya estarán prácticamente cocinados. Los sacamos del horno y rellenamos con el sofrito todos los calabacines, les ponemos por encima un poco de queso rallado al gusto y los gratinamos en el horno hasta que el queso esté fundido y bien doradito.

8) Ya tenemos los calabacines rellenos de atún listos y con el queso bien gratinado. ¿Te ha gustado la receta? Puedes seguirme en FACEBOOK clicando más abajo en ME GUSTA y si te animas a hacerla me encantaría saber qué tal fue el resultado.