Salir modo de impresiónImprimir recetaA+A-Deshacer todo

Caldo casero de pollo

Ingredientes:

Carcasa de pollo
1
Ala de pollo
1
Cebolla
1
Puerro
1 pequeño
Zanahoria
2
Apio
1 ramita
Agua
2.5 litros
Vino Blanco
Medio vaso (100 ml)
Perejil
Unas hojas
Sal
Al gusto
Pimienta negra en grano
5 granos

Pasos de la receta:

1) En primer lugar, pelamos las zanahorias, la cebolla y el puerro. Ponemos una olla amplia al fuego con aceite de oliva virgen extra, los dientes de ajo y los granos de pimienta negra.<br/>Troceamos la cebolla, el puerro, el apio y la zanahoria, y cuando el ajo empiece a "bailar" en la olla, incorporamos los vegetales, añadimos sal y cocinamos hasta que empiecen a dorarse.

2) Cuando las verduras estén doradas, añadimos la carcasa y el ala de pollo y cocinamos hasta que el pollo empiece a estar dorado.<br/>A continuación, añadimos el vino blanco para desglasar, removemos bien el fondo con una cuchara de madera y cocinamos hasta que se evapore el alcohol. Incorporamos el perejil bien lavado.

3) A continuación, subimos el fuego y añadimos el agua caliente. Cuando el agua empiece a hervir, bajamos el fuego, eliminamos las impurezas que pudiera soltar el pollo y tapamos la olla.<br/>Cocinamos el caldo a fuego bajo durante una hora y media o dos horas. Pasado ese tiempo, colamos el caldo con un colador.

4) Este caldo lo podremos utilizar como consomé añadiéndole la carne del pollo desmenuzada y alguna de las verduras picadas. Como sopa cociendo en el caldo con unos fideos o como caldo para preparar arroces, guisos o potajes.<br/><br/>¿Te ha gustado la receta? Puedes seguirme en FACEBOOK clicando más abajo en ME GUSTA y si te animas a hacerla me encantaría saber qué tal fue el resultado.

Notas y recomendaciones:

- Utilizaremos solo la parte blanca del puerro.
- Para obtener un sabor más intenso, primero se sofríen las verduras y el pollo para después incorporar el agua.
- El tiempo de cocción del caldo será largo y a fuego bajo. En 90 minutos estará listo.
- Durante la cocción se tiene que desespumar la superficie del caldo para eliminar las impurezas que suelta el pollo.
- Si preparamos bastante caldo de pollo, lo podemos guardar conservándolo en tarros al vacío o en el congelador.