Salir modo de impresiónImprimir recetaA+A-Deshacer todo

Cómo limpiar Ameixón o Concha Fina

Ingredientes:

Ameixón o Concha Fina

Pasos de la receta:

1) La Concha Fina o Ameixón (como lo conocemos en Galicia) es un molusco de tamaño relativamente grande en comparación con otras almejas, pudiendo alcanzar tamaños de 8 a 10 cm (fijaos en el tamaño del ameixón en mi mano...). Su color exterior es rojizo o marrón rosado y en el sur de España es muy frecuente su consumo siendo uno de los moluscos estrella de la costa malagueña.<br/>Lo primero que hay que tener en cuenta al comprar el ameixón o concha fina es que esté muy vivo. Cuando los tengamos en casa, los lavaremos con agua fría y los meteremos en un recipiente con agua salada para que puedan echar algún resto de arena.<br/>Estos ameixóns o conchas finas los podéis conseguir en la página web de <a href="http://www.opercebeiro.es" target="_blank">O Percebeiro</a> . Pasaros por su tienda online y veréis la cantidad de pescados y mariscos que podéis comprar con solo un click.

2) Cuando los tengamos bien limpitos, los vamos a abrir para limpiarlos por dentro. Le damos unos golpecitos en la concha por ambos lados para que se cierre y quede bien repartido en el interior. Lo abrimos cortando con un cuchillo por la mitad. <br/>Si no nos vemos muy seguros con el cuchillo, podemos abrir los ameixóns sujetándolos con un paño de cocina sobre una tabla de cocina.

3) Al introducir el cuchillo cortaremos el ameixón por la mitad. Lo que tenemos que hacer es eliminar con un cuchillo de punta redondeada la parte verdosa que recubre al molusco y una telilla marrón que tiene en su parte inferior. Primero quitamos la parte verdosa y enjuagamos el ameixón en agua salada para eliminar restos.<br/>Una vez eliminada la parte verde, veremos que en su parte inferior tiene una especie de telilla marrón oscura.

4) Con un cuchillo de punta redondeada eliminamos esa parte marrón limpiando cualquier resto que nos pueda quedar.

5) Enjuagamos el ameixón en agua salada y raspando con el cuchillo separamos el ameixón de la concha. Ya tenemos el ameixón o concha fina preparada para poner en el plato.

6) En esta foto puedes ver a la izquierda un ameixón sin limpiar y a la derecha un ameixón ya limpio. <br/>El cuerpo del ameixón es carnoso, rojo y blanco y con un sabor a mar espectacular. Un ameixón solo será de calidad y podrá consumirse si está vivo, es decir, si la "lengua" se mueve. Para saber si está vivo hay que darle un toque en la concha para ver si se cierra o una vez abierto, echarle un chorrito de limón y si la lengua se mueve, entonces la frescura está garantizada. <br/>El ameixón o concha fina, además de comerse al natural, que es como más se aprecia su sabor a mar, hay muchas maneras de prepararlo.<br/><br/>Como estas <a href="http://elcocinerocasero.com/receta/concha-fina-al-pil-pil" target="_blank">Conchas Finas al pil pil</a> o estas <a href="http://elcocinerocasero.com/receta/ameixon-a-la-plancha-con-ajo-y-perejil" target="_blank">Conchas Finas a la plancha con ajo y perejil</a>

Notas y recomendaciones:

- Lo primero que hay que tener en cuenta al comprar el ameixón o concha fina es que estén muy frescos.
- Lo importante es saber que mientras menos horas pasen desde su captura hasta su consumo más frescas estarán y, por tanto, las propiedades y el sabor serán mayores. De ahí la importancia de que sean consumidas lo antes posible.
- La cocción del ameixón no puede ser muy prolongada si no corremos el riesgo de que nos quede una textura gomosa.
- Si tenemos muchos ameixóns o conchas finas que no vamos a consumir en el momento, las podemos guardar en la nevera dentro de una malla bien apretada para que no se abran y envueltos con un paño húmedo.