Salir modo de impresiónImprimir recetaA+A-Deshacer todo

Crema Catalana

Ingredientes:

Leche
500 ml
Azúcar
100 g
Yemas de huevo
4
Maicena
15 g
Piel de limón
Canela en rama

Pasos de la receta:

1) Lo primero que haremos para preparar una crema catalana con mucho sabor será aromatizar la leche con canela en rama y piel de limón o naranja. Lavamos muy bien el limón o la naranja y pelamos su piel desechando la parte blanca del interior.<br/>Reservamos un vaso de leche fría y ponemos en una olla el resto de la leche a fuego medio-bajo junto con la canela en rama y la piel de los cítricos. Dejamos que se infusione unos cinco minutos removiendo de vez en cuando.<br/>Mientras se aromatiza la leche separamos las yemas de las claras guardando la claras para hacer otra receta.

2) Colocamos la yemas en un bol, añadimos la leche fría que teníamos reservada, el azúcar y la maicena (harina refinada de maíz).

3) Batimos bien con una varilla hasta que la maicena se disuelva completamente y no quede ningún grumo.<br/>Cuando tengamos la leche bien aromatizada, retiramos la piel del limón y la canela, bajamos el fuego al mínimo y empezamos a verter la mezcla de las yemas poco a poco y removiendo constantemente. Cuando las crema empiece a espesar ya la podemos retirar del fuego.

4) A continuación, vertemos la crema en los recipientes donde la vayamos a servir y dejamos que se enfríe primero a temperatura ambiente y después en la nevera hasta que esté fría. Si vamos a tardar en consumir la crema catalana, le pondremos un film plástico en contacto con la crema para que no se forme costra.<br/>Justo en el momento antes de servir espolvoreamos la superficie de la crema con azúcar y con un soplete o un quemador caramelizamos la superficie.<br/>

5) Ya tenemos nuestra crema catalana casera lista para servir ¿Te ha gustado la receta? Puedes seguirme en FACEBOOK clicando más abajo en ME GUSTA y si te animas a hacerla me encantaría saber qué tal fue el resultado.

Notas y recomendaciones:

- Para aromatizar la leche utilizaremos, además de la piel de limón, canela en rama o una vaina de vainilla.
- Cuando incorporemos las yemas a la leche caliente, es importante que no llegue a hervir. En cuando empiece a espesar, apagaremos el fuego.
- Quemaremos el azúcar de la crema catalana justo antes de servir y con la crema fría. Si se hace por adelantado, el caramelo de la superficie se disolverá.