Salir modo de impresiónImprimir recetaA+A-Deshacer todo

Gambas al ajillo

Ingredientes:

Gambas
200 g (peladas)
Ajo
4 dientes
Guindilla picante
1
Aceite de Oliva
8 c/s
Sal
Una pizca
Perejil
Opcional

Pasos de la receta:

1) Para preparar las gambas al ajillo lo primero que haremos será pelar las gambas, lavarlas bien, secarlas con papel de cocina y salpimentarlas. Pelamos y fileteamos los ajos y picamos muy fino el perejil fresco (opcional).

2) Ponemos una sartén a fuego medio con el aceite de oliva, añadimos los ajos y la guindilla. Cocinamos los ajos hasta que empiecen a estar dorados.

3) En ese momento subimos el fuego e incorporamos las gambas y cuando cambien de color (menos de un minuto) apagamos el fuego, espolvoreamos con el perejil picado, las tapamos un par de minutos para que acaben de cocinarse y las servimos rápidamente en una cazuelita de barro.

4) Ya tenemos las gambas al ajillo listas. Este plato se debe comer en el momento y antes de que se enfríe. Además se debe acompañar con un buen pan para mojar en el aceite, que tendrá todo el gusto de las gambas al ajillo y el picante de la guindilla.

Notas y recomendaciones:

- Para esta receta podemos utilizar gambas, langostinos o gambones. Según lo que utilicemos tendremos que variar un poco los tiempos de cocción.
- Si utilizamos gambas tendremos que tener cuidado de no comprarlas muy pequeñas, como pueden ser las gambas arroceras, ya que son muy finas y al cocinarlas merman mucho.
- Si utilizamos langostinos o gambones podemos quitarle el intestino dándole un pequeño corte en el lomo y retirar el intestino con un cuchillo o un palillo como si fuera un hilo.
- Las gambas o los langostinos una vez limpios merman aproximadamente la mitad de su peso. Si tenemos 500 g de gambas o langostinos nos quedarán 250 g una vez peladas.
- La única precaución que hay que tener es no hacer demasiado las gambas y que no se nos quemen los ajos.