Salir modo de impresiónImprimir recetaA+A-Deshacer todo

Guiso de chocos con patatas

Ingredientes:

Choco o Sepia
800 g
Patatas
4 medianas
Ajo
4 dientes
Cebolla
1 mediana
Pimiento Rojo
Medio
Pimiento Verde
Medio
Tomate
2 medianos
Pimentón Dulce
2 c/p
Caldo de pescado
600 ml
Vino Blanco
200 ml
Laurel
1 hoja
Perejil
Unas hojas
Azafrán
Aceite de oliva virgen extra

Pasos de la receta:

1) Lo primero que haremos para preparar este guiso de chocos será preparar todos los ingredientes. Limpiamos bien los chocos por dentro, le quitamos la piel, los cortamos en trozos cuadrados y troceamos los tentáculos.

2) A continuación, picamos el ajo, la cebolla y cortamos los pimientos rojo y verde en cuadraditos pequeños. Pelamos y troceamos los tomates y por último, pelamos y chascamos las patatas.

3) Ponemos una olla a fuego medio con aceite de oliva virgen extra y añadimos el ajo picado. Removemos y cuando el ajo empiece a "bailar", incorporamos la cebolla y rehogamos un par de minutos. Añadimos los pimientos y cocinamos hasta que empiecen a estar blandos. En ese momento añadimos el pimentón, mezclamos y lo cocinamos unos instantes con cuidado de que no se queme.

4) Inmediatamente añadimos el tomate troceado y mezclamos con el sofrito, añadimos el laurel e incorporamos el vino blanco.

5) Mientras se evapora el alcohol, vamos a saltear los chocos para darle un toque tostado al guiso (también podemos guisarlos añadiéndolos a la olla cuando la cebolla esté pochada). Ponemos una sartén a fuego fuerte y cuando esté bien caliente, añadimos una pizca de aceite de oliva e iremos salteando los chocos en tandas para que la sartén no baje de temperatura. Cuando estén dorados, los añadimos a la olla y repetimos la operación hasta que tengamos todos los chocos listos.

6) En el fondo de la sartén habrán quedado todos los azúcares de los chocos. Los vamos a recuperar desglasando el fondo con un poco de brandy. Recuperamos todos los sabores de la sartén y los incorporamos a la olla. Subimos el fuego y añadimos el caldo de pescado caliente hasta cubrir el guiso. Cuando empiece a hervir, bajamos el fuego y tapamos la olla. Dejaremos cocinar a fuego medio-bajo durante unos 45 minutos aproximadamente.

7) Pasados los 45 minutos comprobaremos si los chocos están hechos. Podemos pinchar con un palillo o un cuchillo para ver si están blanditos. Si es así, añadimos las patatas troceadas que con unos 15 minutos le serán suficientes para que estén en su punto. Removemos y añadimos caldo de pescado hasta cubrir las patatas. Tapamos y dejamos que se cocinen las patatas durante los últimos 15 minutos.

8) Cuando las patatas empiecen a hervir, le podemos añadir azafrán molido. Pasados los 15 minutos comprobamos si las patatas están hechas (si tuviésemos las patatas algo duras continuaríamos un poco más con la cocción). Retiramos las hojas de laurel, picamos unas hojas de perejil fresco y lo añadimos a la olla.

9) Ya tenemos listos los chocos con patatas listos. ¿Te ha gustado la receta? Puedes seguirme en FACEBOOK clicando más abajo en ME GUSTA y si te animas a hacerla me encantaría saber qué tal fue el resultado.

Notas y recomendaciones:

- Al chascar las patatas favorecemos que desprendan más fécula y ayude a ligar la salsa.
- Al saltear los chocos les daremos un toque tostado muy rico pero en vez de saltearlos podemos guisarlos añadiéndolos a la olla cuando la cebolla esté pochada.