Salir modo de impresiónImprimir recetaA+A-Deshacer todo

Leche frita

Ingredientes:

Leche
500 ml
Maicena
50 g
Azúcar
60 g
Sal
Una pizca
Piel de limón
Piel de naranja
Canela en rama
Harina de trigo o Maicena
Para rebozar
Huevo
1 Para rebozar
Aceite de girasol
Azúcar y canela el polvo

Pasos de la receta:

1) Lo primero que haremos para preparar una deliciosa leche frita será aromatizar la leche. Ponemos casi toda la leche en una olla a fuego medio y le incorporamos la piel de limón y de naranja y la canela en rama (reservamos un poco de leche fría para mezclar después con la maicena). Removemos de vez en cuando y en el momento que la leche empiece a hervir, añadimos el azúcar y un poco de mantequilla. Removemos con unas varillas para disolver el azúcar y dejamos hervir la leche durante un par de minutos.

2) Apagamos el fuego, retiramos la piel del limón y naranja y la canela en rama. Incorporamos una pizca de sal, encendemos nuevamente el fuego y mezclamos la leche que habíamos reservado con la harina refinada de maíz (maicena).

3) Mezclamos muy bien la maicena con la leche fría y cuando esté bien diluida, la incorporamos a la olla con la leche caliente. Removemos con unas varillas y veremos como poco a poco se va espesando la leche hasta obtener una mezcla homogénea.

4) Cuando la leche haya espesado lo suficiente, apagamos el fuego y untamos un molde con un poco de aceite de girasol para que sea más fácil desmoldar la leche. A continuación, vertemos la mezcla en el molde e igualamos la superficie con una lengua de gato o una cuchara. Cuando la leche haya perdido temperatura, la tapamos con papel film y la metemos en la nevera durante 3-4 horas (cuanto más tiempo esté en el nevera más dura se pondrá).<br/>Pasado el tiempo y con la leche bien cuajada, la sacamos del molde y la cortamos en porciones cuadradas o rectangulares.

5) Cuando tengamos toda la leche en porciones, ponemos una sartén o una olla con abundante aceite de girasol (tiene que haber el suficiente aceite para cubrir las porciones de leche) a fuego medio-fuerte. Pasamos la leche cuajada primero por harina y después por huevo batido. Cuando tengamos el aceite bien caliente vamos colocando poco a poco las porciones ya rebozadas y bien escurridas en la olla.

6) Freímos las porciones de leche frita rebozada en aceite bien caliente durante 1 minuto más o menos. Le iremos dando vuelta con cuidado ya que se dorarán más por la parte inferior. A medida que se vayan dorando, las iremos sacando con una espumadera para escurrir el aceite y las pasamos a una fuente con papel absorbente para eliminar el exceso de grasa. En otro recipiente mezclamos azúcar con un poco de canela en polvo y pasamos los trozos de leche frita por la mezcla para que se impregnen bien. Colocamos todas las porciones en una fuente y ya tenemos nuestra leche frita lista para comer. Se puede comer tanto caliente como fría pero a mí particularmente como más me gusta la leche frita es recién hecha.

7) ¿Te ha gustado la receta? Puedes seguirme en FACEBOOK clicando más abajo en ME GUSTA y si te animas a hacerla me encantaría saber qué tal fue el resultado

Notas y recomendaciones:

- Para aromatizar la leche frita utilicé naranja, limón y canela pero también se puede utilizar vainilla, anís, otros cítricos, etc...Todo es cuestión de gustos.
- Recuerda que la maicena no se disuelve bien en líquidos calientes, ya que se forman grumos que son muy difíciles de deshacer. Por eso es importante reservar una parte de la leche fría para disolver la maicena sin problemas.
- Cuando pasemos la leche cuajada por la harina, la sacudiremos bien para eliminar el exceso de harina. También haremos lo mismo con el huevo para tener un rebozado perfecto.
- Dependiendo de la cantidad de leche frita que hagas necesitarás un molde más o menos grande. Lo normal es usar un molde no demasiado grande para que la leche tenga como mínimo un dedo de alto.
- Si preparas mucha cantidad de leche frita, la puedes guardar bien tapada y sin rebozar en el frigorífico.