Salir modo de impresiónImprimir recetaA+A-Deshacer todo

Lenguas de gato

Ingredientes:

Claras de huevo
2 (sobre 60 g)
Mantequilla
125 g
Azúcar glass
125 g
Harina
130 g
Esencia de vainilla
1 c/c

Pasos de la receta:

1) Las lenguas de gato son unas galletitas crujientes de mantequilla con un toque de vainilla ideal para acompañar la sobremesa. Esta receta la suelo hacer para aprovechar las claras de huevo que me sobran cuando hago esta <a href="https://elcocinerocasero.com/receta/crema-pastelera" target="_blank">Crema Pastelera</a> o esta receta de <a href="https://elcocinerocasero.com/receta/crema-catalana" target="_blank">Crema Catalana</a>.<br/>Si no tenemos las claras de huevo, lo primero que haremos será separar las claras de los huevos y reservar las yemas para hacer otra receta.

2) Cuando tengamos las claras de huevo reservadas, colocamos la mantequilla (que la tendremos a temperatura ambiente) en un bol amplio. Como la tendremos con una textura de pomada, la deshacemos con unas varillas, añadimos el azúcar glass, la esencia de vainilla y mezclamos bien hasta que el azúcar se integre en la mantequilla.

3) Cuando tengamos una mezcla homogénea, vamos a ir añadiendo las claras poco a poco. Hasta que la masa no haya absorbido la primera clara no añadiremos la siguiente. Al añadir las claras parece que la mezcla se separa pero al ir removiendo las claras se integran sin problema.

4) A continuación, incorporamos la harina tamizada y mezclamos hasta tener una mezcla homogénea. Cuando tengamos la mezcla en su punto, la metemos en una manga pastelera para darle después la forma a las lenguas de gato.

5) Encendemos el horno a 180º C y mientras alcanza la temperatura, forramos la fuente del horno con papel sulfurizado. Con la manga pastelera le damos forma alargada a las lenguas de gato. Aunque parezcan muy delgadas, al hornearse se ensanchan por el calor por lo que dejaremos el espacio suficiente entre ellas.<br/>Cuando el horno alcance la temperatura metemos las lenguas de gato a media altura y horneamos durante aproximadamente 10 minutos o hasta que los bordes empiecen a dorarse. Cuando estén doradas, las sacamos y colocamos sobre una rejilla para que se enfríen. Al sacar las lenguas de gato del horno verás que están algo blandas pero al dejarlas reposar sobre la rejilla se enfriarán y se volverán crujientes.

6) Ya tenemos las lenguas de gato listas para comer. Podemos bañarlas con un poco de chocolate fundido pero te aseguro que así solas están de vicio. Si después de hacerlas te sobran algunas, las puedes guardar en un recipiente cerrado y te durarán un par de días crujientes.<br/>.<br/>Si te ha gustado la receta puedes estar atento a todas mis novedades en <br/><a href="https://www.facebook.com/elcocinerocasero/" target="_blank">Facebook</a>, <a href="https://twitter.com/CocineroCasero" target="_blank">Twitter</a>, <a href="https://www.instagram.com/elcocinerocasero/" target="_blank">Instagram</a> o <a href="https://www.pinterest.es/ElCocineroCasero" target="_blank">Pinterest</a> y si te animas a hacerlas, me encantaría saber qué tal fue el resultado.

Notas y recomendaciones:

- Esta receta de lenguas de gato la suelo hacer para aprovechar las claras de huevo sobrantes de otras recetas.
- Para esta receta necesitaremos que la mantequilla esté "en pomada". La mejor forma de conseguir este punto es dejándola a temperatura ambiente pero si nos hemos descuidado de sacarla de la nevera, la podemos calentar un poco en el microondas a baja potencia y muy poco a poco ya que si se
calienta demasiado se puede separar la grasa del agua.
- Es importante ir controlando el horneado de las lenguas de gato, ya que al ser casi planas se hacen muy rápido. En cuanto se empiecen a dorar por los bordes será el momento de quitarlas.
- Al sacar las lenguas de gato del horno estarán algo blandas pero al dejarlas reposar sobre la rejilla, se enfriarán y se volverán crujientes.