Salir modo de impresiónImprimir recetaA+A-Deshacer todo

Masa de pizza

Ingredientes:

Harina de Fuerza
380 g
Levadura
28 g
Agua
200 ml
Leche
50 ml
Sal
1 cucharada de café
Aceite de Oliva
2 cucharadas soperas

Pasos de la receta:

1) En una báscula de cocina pesamos la harina de fuerza y la levadura de panadería.<br/>A continuación, en el bol donde se va a hacer la mezcla y el primer amasado, echamos la harina de fuerza y la sal. Mezclamos estos ingredientes y hacemos un hueco en el centro del bol.

2) A continuación, añadimos la leche. Si estuviese fría de la nevera es necesario calentarla primero. Si está a temperatura ambiente no es necesario.

3) El siguiente paso será diluir la levadura de panadería en un recipiente con el agua tibia. Removemos bien hasta que se disuelva completamente y a continuación incorporamos esta mezcla al bol y empezamos a remover con la ayuda de una cuchara de madera hasta que se mezclen todos los ingredientes.

4) Cuando la masa tenga un poco de consistencia es el momento de empezar a amasar con las manos. Enharinamos la encimera de la cocina y empezamos a amasar hasta obtener una masa compacta (2-4 minutos). Hacemos un hueco en el medio de la masa y añadimos el aceite de oliva y volvemos a amasar. Mezclamos bien y continuamos amasando hasta que nos quede una masa manejable y que no se nos quede pegada a las manos.

5) Por último, sólo faltaría que repose la masa hasta que doble su tamaño (1 hora aproximadamente). Para ello hay que untar un bol con un poco de aceite o harina y dejar reposar en él la masa, cubierta con un paño de cocina, y en un lugar templado y sin corrientes de aire.<br/>Pasada una hora, ya veremos como ha crecido la masa. Para darle forma de pizza, primero hay que aplastar la masa con el puño para quitarle todo el gas originado en la fermentación y a continuación ya estaría lista para darle forma.

6) Solo quedaría añadir una base de tomate y preparar nuestra pizza favorita!

Notas y recomendaciones:

- La cantidad de líquido a emplear, variará en función del tipo de harina que se utilice, por lo que los valores son aproximados.
- Si después de remover la harina con el agua y la leche, nos queda una masa muy pegajosa, iremos añadiendo harina poco a poco hasta obtener una masa maleable.