Salir modo de impresiónImprimir recetaA+A-Deshacer todo

Roscón de Reyes

Ingredientes:

Prefermento
165 g
Harina de Fuerza
340 g
Leche
120 g
Huevos
2
Azúcar
70 g
Levadura fresca
15 g
Mantequilla
60 g
Sal
Una pizca
Piel de naranja
Piel de limón
Canela en rama
1
Ron
3 c/p
Agua de azahar
3 c/p
Huevo batido
1
Frutas escarchadas
Al gusto

Pasos de la receta:

1) Para que nos salga un Roscón de Reyes con un un buen sabor y unos buenos aromas, vamos a preparar la noche anterior una pequeña masa madre o prefermento. Pesamos 100 g de harina de fuerza y en 60 g de leche disolvemos 5 g de levadura fresca. Disolvemos la levadura fresca, la añadimos a la harina y mezclamos. Cuando tengamos la leche integrada en la harina, la amasaremos un poco, hacemos una bolita y la guardamos en un bol tapado. Dejamos que fermente durante 1 hora a temperatura ambiente y la metemos en la nevera para que fermente poco a poco durante toda la noche.

2) Cuando tengamos la masa madre ya fermentada vamos a aromatizar la leche. En una olla calentamos la leche con piel de cítricos (limón y naranja) y una ramita de canela. Dejamos que hierva durante 1 minuto y apagamos el fuego. Retiramos la piel de los cítricos y la canela en rama e incorporamos el agua de azahar y un poco de ron. Cuando tengamos la leche a temperatura ambiente, añadimos la levadura fresca y removemos hasta que la levadura esté completamente disuelta en la leche. <br/>Es importante recordar que la leche tiene que estar a temperatura ambiente, a poder ser a menos de 30º C, ya que las levaduras por encima de 35º empiezan a debilitarse y a partir de 60º se mueren.

3) Come se ve, la masa madre no ha crecido mucho pero nos va a aportar unos aromas buenísimos al roscón. En un bol amplio colocamos la harina de fuerza e incorporamos la masa madre en trocitos.

4) A continuación, rallamos piel de limón y de naranja al gusto, añadimos los 2 huevos, la leche infusionada y por último el azúcar con una pizca de sal.<br/>Mezclamos con una cuchara todos los ingredientes hasta que la harina haya absorbido todos los líquidos.

5) Con la mesa de trabajo enharinada, volcamos la masa (tendrá una consistencia pegajosa) y la dejamos reposar unos 5 minutos para que la harina acabe de absorber los líquidos y nos sea más fácil de trabajar. Pasado el tiempo de reposo, trabajamos la masa durante unos 5 minutos para desarrollar el gluten.

6) A continuación, añadimos la mantequilla fría y en trozos y comenzamos a amasar. Al principio los trozos de mantequilla se saldrán de la masa y parecerá que la masa no es capaz de integrarla pero poco a poco con el amasado se irá integrando.<br/>

7) Continuamos amasando durante 10 minutos hasta que la masa esté lisa, muy suave y brillante.<br/>Colocamos la masa en un bol enharinado y la dejamos fermentar tapada durante 1 hora hasta que doble el volumen.<br/>

8) Pasada la hora, la masa habrá doblado el volumen, la colocamos en la mesa de trabajo enharinada y la desgasamos primero aplastándola con las manos y después amasando levemente. En este momento la masa estará muy tensa, por lo que la dejaremos reposar tapada con un paño durante 5 minutos.

9) Pasados los 5 minutos la masa se habrá relajado y podremos darle la forma de rosca sin problema. Le hacemos un agujero en el centro de la masa y la estiramos como si fuese una correa, estirando y apretando la masa con cuidado de que no se nos rompa.<br/>Si seguimos la tradición de esconder en el Roscón de Reyes la figurita de los Reyes Magos y un haba, éste será el momento de introducirlos en la masa por la parte inferior.

10) Cuando tengamos la rosca formada, la colocamos en una fuente de horno forrada de papel de hornear. Pintamos toda la superficie con huevo batido y la colocamos dentro del horno para realizar la segunda fermentación durante 1 hora o hasta que doble el volumen.<br/>Mientras fermenta la masa, cortaremos las frutas escarchadas o glaseadas (en este roscón utilicé guindas,naranja y ciruela) y mezclamos el azúcar con unas gotas de anís o agua. Reservamos.

11) Cuando el roscón haya doblado su volumen, lo sacamos del horno y precalentamos el horno a 180º C. Mientras el horno se calienta, pintamos nuevamente toda la superficie del roscón con el huevo batido. Decoramos la superficie con las frutas y espolvoreamos con el azúcar humedecido. Cuando el horno esté caliente, metemos el roscón a media altura y lo horneamos durante 15-20 minutos.

12) Pasado el tiempo de horneado ya tendremos nuestro Roscón de Reyes listo para comer, dorado por fuera pero muy esponjoso por dentro.<br/>¿Te ha gustado la receta? Puedes seguirme en FACEBOOK clicando más abajo en ME GUSTA y si te animas a hacerla me encantaría saber qué tal fue el resultado.

Notas y recomendaciones:

- En esta ocasión aromaticé la leche con cítricos, canela en rama, ron y agua de azahar pero lo podréis aromatizar a vuestro gusto con otros ingredientes como la vainilla o con otro tipo de licores.
- Para hacer el Roscón de Reyes necesitaremos harina de fuerza.
- Un buen truco para la segunda fermentación es encender el horno a 50°C durante uno o dos minutos, apagarlo y meter el roscón en el horno apagado para falcilitar la fermentación.
- Para decorar el Roscón de Reyes podemos hacerlo a nuestro gusto, con fruta escarchada, naranjas confitadas, almendras laminadas, azúcar, o lo que prefiramos.
- También lo podremos rellenar de nata, crema pastelera, trufa o nuestro relleno favorito.
- Con esta cantidad de masa me ha salido un roscón grande para unas 6-8 personas. Si dividimos la masa antes de formar la rosca, podremos hacer dos roscones más pequeños.