Salir modo de impresiónImprimir recetaA+A-Deshacer todo

Torta de nata casera

Ingredientes:

Harina de trigo
350 g
Leche
180 g
Huevo
1 grande
Azúcar
50 g
Mantequilla
50 g
Levadura de panadería en polvo
1 sobre (5.5 g)
Sal
Una pizca
Para la crema de nata
Nata líquida
200 ml
Azúcar
1 c/s
Azúcar glass
Para decorar

Pasos de la receta:

1) Lo primero que haremos para preparar esta torta de nata o torta imperial será mezclar los ingredientes secos. Ponemos en un bol la harina de trigo e incorporamos el azúcar, una pizca de sal y la levadura liofilizada.

2) Removemos para mezclar los ingredientes dejando un hueco en el medio. Añadimos la leche templada, un huevo grande batido y la mantequilla en pomada.

3) A continuación, vamos mezclando la masa con la ayuda de una cuchara hasta que la masa se empiece a separar de las paredes del bol y tengamos una masa manejable. Espolvoreamos la encimera con un poco de harina y volcamos la masa.

4) Trabajamos la masa de la torta durante unos 10 minutos hasta obtener una masa homogénea. Metemos la masa en el bol, la tapamos y dejamos que fermente en un lugar cálido durante 30 minutos. Pasados los 30 minutos, colocamos la masa sobre papel de hornear y la estiramos con la mano dándole forma redonda de un grosor de un centímetro y medio o dos. Tapamos la masa y la dejamos fermentar nuevamente durante una hora en un lugar cálido.

5) Mientras fermenta la masa de nuestra torta vamos a preparar la cobertura de la crema de nata. Colocamos la nata en una olla y añadimos el azúcar (puede ser azúcar avainillado o incorporar un poco de esencia de vainilla). Colocamos la olla a fuego medio y la cocinamos poco a poco y removiendo de vez en cuando hasta que la la nata se reduzca un poco, adquiera un tono un poco oscuro y se vuelva un poco espesa. Hay que remover de vez en cuando para evitar que se pegue al fondo y la dejamos enfriar.

6) Pasada la hora de fermentación la masa habrá doblado su volumen, la destapamos y la colocamos sobre un molde redondo. Encendemos el horno y lo precalentamos a 180º C. Mientras se calienta el horno, le haremos a la torta por toda su superficie unos orificios introduciendo las yemas de los dedos,hasta llegar al fondo de la torta.

7) Cuando el horno esté en temperatura, introducimos la torta a media altura y la horneamos con calor arriba y abajo y sin ventilador durante unos 12-15 minutos, dependiendo del horno, o hasta que la torta empiece a dorarse. Tan pronto como veáis que la torta se empiece a dorar, apagamos el horno, la sacamos y dejamos que se temple a temperatura ambiente. Una vez horneada es posible que los agujeros se hayan cerrado un poco, por lo que una vez la torta haya perdido temperatura, los podremos abrir con la ayuda del extremo de una cuchara de madera por ejemplo.

8) Cuando tengamos todos los agujeros abiertos, pintamos la superficie de la torta con la nata que teníamos reservada. La podemos pintar con un pincel o con la ayuda de una lengua de gato. Intentaremos empapar bien la torta y que la nata se cuele por los agujeritos para así empapar bien toda la superficie de la torta. Una vez tengamos la superficie de la torta bien empapada, la decoramos con azúcar glass.

9) Ya tenemos nuestra torta de nata casera. Como podéis ver en la foto del corte, la torta ha quedado muy esponjosa y la nata se ha colado por los agujeros haciendo una torta súper jugosa. <br/><br/>¿Te ha gustado la receta? Puedes seguirme en FACEBOOK clicando más abajo en ME GUSTA y si te animas a hacerla dinos qué tal fue el resultado.

Notas y recomendaciones:

- Esta torta tiene que quedar muy suave y esponjosa por lo que la cocción no ha de ser prolongada.Tan pronto como veáis que a la torta se le empieza a dorar la superficie, será el momento de sacarla del horno. Si dejáis que se cueza más, le saldrá costra dura y la textura ya no será la misma.
- Podemos sustituir la levadura liofilizada por levadura fresca. Un sobre de levadura liofilizada (5,5 g) equivale a 14 g de levadura fresca tradicional.
- Si vamos justos de tiempo podemos hacer solamente una fermentación. Después del amasado la estiramos y damos forma y la dejamos levedar 1 hora en un sitio cálido.
- No voy a engañaros diciendo que esta torta sabe igual que la torta de la pastelería Imperial de Vigo (Pontevedra) pero está muy rica, esponjosa y se puede hacer fácilmente en casa.