Salir modo de impresiónImprimir recetaA+A-Deshacer todo

Tortilla de patata

Ingredientes:

Huevos
8
Patatas
2 tamaño grande
Cebolla
1 mediana
Aceite de Oliva
Sal

Pasos de la receta:

1) Pelamos las patatas y limpiamos las cebollas.<br/>Cortamos la cebolla en medias lunas, las patatas en lonchas y reservamos.<br/>

2) Ponemos una sartén a fuego fuerte con abundante aceite de oliva. Cuando empiece a coger temperatura, echamos la cebolla y esperamos unos dos minutos a que empiece a dorarse y a que el aceite vuelva a coger temperatura. En ese momento, hay que añadir con cuidado las patatas. <br/>

3) Mientras las patatas se fríen, en un bol cascamos los huevos y les añadimos un poco de sal. Batimos bien y reservamos.

4) Después de unos 8-12 minutos con el fuego fuerte y removiendo de vez en cuando, las patatas ya tendrán un tono dorado. En ese momento vamos retirando las patatas con una espumadera, procurando escurrir al máximo el aceite y las vertemos en en bol donde están los huevos.<br/>Cuando tengamos toda la mezcla en el bol, se remueve bien para integrar los ingredientes.<br/>

5) Ponemos una sartén a fuego medio-fuerte con un poco de aceite de oliva. Cuando el aceite esté a punto de humear, vertemos la mezcla en la sartén. Cuando la superficie empiece a cuajarse y los bordes de la tortilla a separarse de la sartén (3 o 4 minutos), con la ayuda de un plato, damos la vuelta a la tortilla con un giro rápido. La echamos de nuevo a la sartén para que se cuaje por el otro lado . Con la ayuda de una espátula o espumadera, le vamos damdo forma por los bordes y cuando esté cuajada (en 1 o 2 minutos) con la ayuda del mismo plato le damos otra vez la vuelta y ya estaría lista.

6) Podemos acompañar la tortilla de patatas de una ensalada mixta. Además también la podemos utilizar para hacer bocadillos o un aperitivo cortada en taquitos.

Notas y recomendaciones:

- Esta receta se ha hecho con cebolla pero se puede prescindir de ella sin problema.
- Dependiendo de los gustos, si se quiere la tortilla más cuajada hay que dejarla en el fuego más tiempo o incluso darle más vueltas.