Salir modo de impresiónImprimir recetaA+A-Deshacer todo

Almendras garrapiñadas

Ingredientes:

Almendras
250 g
Azúcar
200 g
Agua
150 g

Pasos de la receta:

1) Las almendras garrapiñadas se suelen preparar con piel. Como en esta receta vamos a preparar las almendras garrapiñada sin piel, las vamos a cocinar ligeramente para darle un toque tostado. Ponemos una sartén a fuego medio, colocamos las almendras crudas y las vamos dorando poco a poco hasta que tengamos unas almendras ligeramente tostadas. Apagamos el fuego, dejamos que se enfríe la sartén y ponemos las almendras en una fuente aparte.

2) Para hacer las almendras garrapiñadas en casa vamos a necesitar para remover una cuchara de madera o de plástico (si es de metal transmite el calor del caramelo y nos quemaría). Lo más importante es preparar la garrapiñada con mucho cuidado ya que las quemaduras de caramelo son de las más peligrosas en la cocina.<br/>Una vez tengamos todo listo, ponemos la sartén al fuego, añadimos el azúcar, el agua, mezclamos con la cuchara de madera y añadimos las almendras.

3) En este paso tendremos el fuego alto e iremos removiendo de vez en cuando las almendras ya que lo que queremos es que se vaya evaporando el agua. Dependiendo del fuego este paso tardará unos 5 minutos.

4) Cuando veamos que las burbujas se van haciendo más grandes y que el almíbar se vuelve algo más espeso, como se puede ver en la foto de este paso, bajamos un poco el fuego.

5) Ahora viene uno de los pasos más importantes para nuestras almendras garrapiñadas. Como dijimos en el paso anterior, bajamos el fuego de forma que se mantenga mínimamente el hervor del almíbar pero sin que llegue a tostarse.<br/>Como se ve en las fotos, prácticamente el agua ya se ha evaporado y las almendras empiezan a pegarse ligeramente a la cuchara. <br/>Como se puede ver el la última foto, al remover con la cuchara lo que queda en el fondo de la sartén es el azúcar burbujeante.

6) Llegados a este paso, el almíbar parecerá que contiene arena y a continuación todo el agua desaparecerá quedando una mezcla arenosa totalmente seca. No dejaremos de remover y raspar el azúcar del fondo de la sartén con la cuchara.

7) Ahora viene otro momento importante para que nos quede una buena garrapiñada. Subimos un poco el fuego para que el azúcar (blanco y arenoso) que tenemos en la sartén se vaya caramelizando (se irá oscureciendo poco a poco) y al ir removiendo con la cuchara, se vaya pegando a las almendras de forma irregular. Se puede ver en las fotos como el azúcar se va caramelizando al tener más temperatura y al ir removiendo constantemente va garrapiñando las almendras quedando bastante sueltas unas de otras.<br/>Cuando tengamos las almendras garrapiñadas, apagamos el fuego y las colocamos con cuidado de no quemarnos sobre un papel de horno. Antes de que se enfríen con la ayuda de un tenedor separaremos las almendras que estén pegadas y las dejamos enfriar.

8) Ya tenemos las almendras garrapiñadas listas para comer. Recuerda que estas almendras garrapiñadas duran un mes sin problema bien guardadas en un recipiente con tapa.<br/>¿QUÉ OPINAS DE ESTA RECETA DE ALMENDRAS GARRAPIÑADAS?<br/>Puedes dejar un comentario más abajo, compartir la receta o puntuarla.<br/>Y si te animas a preparar esta receta, me encantaría saber que tal fue el resultado o si te ha surgido alguna duda.

Notas y recomendaciones:

- Siempre que trabajemos con azúcar caliente tenemos que tener mucho cuidado con evitar quemaduras ya que el caramelo es de los ingredientes que más temperatura adquiere y sus quemaduras pueden ser muy graves.
- Para hacer garrapiñadas tenemos que usar una cuchara de madera u otro material que no sea metálico para evitar que nos transmita el calor.
- Si las almendras están bien garrapiñadas pueden durar varias semanas guardadas en un recipiente hermético.
- Si en el paso 4-5 no bajamos el fuego, el almíbar empezará a coger mucha temperatura, empezará a formarse caramelo y en vez de almendras garrapiñadas tendremos unas almendras cubiertas de caramelo y pegadas entre sí.