Salir modo de impresiónImprimir recetaA+A-Deshacer todo

Champiñones al ajillo

Ingredientes:

Champiñones
300 g
Ajo
1 diente
Perejil
Unas hojas
Guindilla picante
Al gusto
Vino Blanco
Un chorrito
Sal
Aceite de oliva virgen extra

Pasos de la receta:

1) Lo primero que haremos para preparar los champiñones al ajillo será limpiar los champiñones. Con un cuchillo cortamos la parte inferior del tallo que suele venir con tierra. Los colocamos debajo del grifo y lavamos de uno en uno con el agua fría poco abierta para que caiga solo la cantidad de agua necesaria y los frotamos con los dedos hasta eliminar los posibles restos de tierra. Los escurrimos, secamos y cortamos en láminas.<br/>Pelamos los ajos, les sacamos el germen y los picamos.<br/>Si vamos a tardar en cocinar los champiñones troceados, les podemos añadir unas gotas de limón para evitar que se oxiden.

2) Colocamos una sartén amplia a fuego medio-alto y añadimos el aceite de oliva virgen extra hasta que cubra el fondo de la sartén, los ajos picados y la guindilla picante.

3) Sofreímos los ajos con cuidado que no se quemen y cuando cojan algo de color añadimos los champiñones troceados. Los rehogamos durante un instante y añadimos la sal y la pimienta negra molida.

4) Mientras se cocinan los champiñones y van perdiendo el agua de vegetación, limpiamos y picamos muy fino las hojas de perejil fresco. Iremos removiendo los champiñones continuamente y añadimos el perejil picado y un chorrito de vino blanco. Cocinamos unos minutos hasta que se evapore el alcohol y la mayor parte del líquido.

5) Ya tenemos nuestros champiñones al ajillo listos. Los podemos preparar como aperitivo o como guarnición para recetas de carne.<br/>¿QUÉ OPINAS DE ESTA RECETA CHAMPIÑONES AL AJILLO?<br/>Puedes dejar un comentario más abajo, compartir la receta o puntuarla.<br/>Si te animas a preparar estos champiñones al ajillo, me encantaría saber qué tal fue el resultado o si te ha surgido alguna duda.

Notas y recomendaciones:

- Los champiñones al ajillo los podremos utilizar como aperitivo o como guarnición.
- Procurar escoger los champiñones sin manchas ni grietas, con el sombrero cerrado y terso.
- Al filetear los champiñones empezarán a oxidarse, por lo que les podemos añadir un poco de zumo de limón.
- Si no vais a consumir los champiñones inmediatamente, se pueden guardar en la nevera, en el cajón de las verduras, envueltos en un paño. Así aguantarán varios días.