Salir modo de impresiónImprimir recetaA+A-Deshacer todo

Verdinas con marisco

Ingredientes:

Verdinas
500 g
Berberechos
300 g
Gambones
4
Cigalas
4
Puerro
1
Cebolla
1
Zanahoria
1 mediana
Patatas
1 pequeña
Ajo
2 dientes
Guindilla picante
1 pequeña
Caldo de pescado
2,4 litros
Aceite de oliva virgen extra
c/n
Vino Blanco
Una pizca
Sal
c/n

Pasos de la receta:

1) El primer paso que tendremos que hacer para preparar esta fabas verdinas será hidratarlas la noche anterior. Como soy gallego, para esta receta utilicé una faba verdina que tenemos en la zona de A Mariña Lucense pero podéis utilizar cualquier otra faba verdina de calidad. La noche anterior pondremos las verdinas en un recipiente amplio con abundante agua para que se hidraten (durante al menos 8 horas). Al día siguiente veremos como las fabas habrán aumentado de tamaño al hidratarse con el agua. En la última foto se puede ver una verdina seca y otra hidratada y como ha doblado su tamaño.

2) Para preparar esta receta de verdinas con marisco hemos escogido berberechos, cigalas y gambones pero podéis hacer las verdinas con el marisco que más os guste.<br/>Si utilizamos almejas o berberechos tendremos que ponerlos en un recipiente amplio unas horas para que suelten toda la arena (receta de cómo limpiar los berberechos en el buscador de la web). Separamos las cabezas del cuerpo de las cigalas y las reservamos. También pelamos los gambones, les retiramos el intestino y los reservamos en la nevera. Las cabezas de los gambones los podremos utilizar para preparar el fumet de pescado.<br/>Otro paso que tendremos que hacer con antelación será preparar un fumet o caldo de pescado en el que después cocinaremos las verdinas (receta de fumet de pescado en el buscador de la web).

3) Mientras se enfría el caldo de pescado pondremos las verdinas en una tartera amplia e incorporamos el puerro, la cebolla, la zanahoria, una patata (la patata nos ayudará a darle cuerpo a las verdinas) y la hoja de laurel.

4) Cuando tengamos el caldo de pescado templado o frío, lo añadimos a las verdinas hasta que el agua cubra las fabas por lo menos dos dedos por encima, tapamos la olla y la ponemos a fuego fuerte. Cuando comience a hervir se empezará a formar una espumita en la superficie, por las impurezas de las verdinas, que retiraremos con un cucharón.

5) Cuando tengamos las verdinas libres de impurezas, bajamos el fuego al mínimo para que vayan teniendo una cocción muy suave pero constante. Añadimos la sal y unas gotas de aceite de oliva virgen extra. Tapamos la olla y dejamos cocer 10 minutos.<br/>Pasados los 10 minutos, añadimos un poco de agua fría para "asustar" a las fabas verdinas, para cortar la cocción y así evitar que se pelen (repetiremos esta operación otras dos veces más durante los primeros 30 minutos de cocción). Tapamos la olla y dejamos que continúe la cocción. Necesitarán en total sobre una hora y media de cocción a fuego suave.

6) Mientras se siguen cocinando las fabas verdinas vamos a preparar un sofrito aparte. Pelamos y fileteamos los ajos. Ponemos una sartén a fuego muy bajo con el aceite de oliva, añadimos los ajos y una guindilla deshecha para darle un ligero toque picante. Dejamos que se cocinen a fuego bajo y que vayan aromatizando el aceite de oliva. En esta sartén será donde marcaremos los mariscos antes de añadirlos a las verdinas.<br/>Mientras se van dorando los ajos, retiramos los vegetales de la olla (llevaremos una hora de cocción) y los colocamos en el vaso batidor con un poco de caldo. Apagamos el fuego de la sartén, retiramos los ajos dorados y los incorporamos la vaso.

7) Trituramos con la batidora y añadimos la mezcla a las verdinas. Esta mezcla le dará por un lado, un punto de sabor a las fabas con los ajos dorados y por otro lado, los vegetales triturados le aportarán cuerpo al guiso.<br/>Como las verdinas estarán prácticamente cocidas vamos a ir marcando los mariscos y añadiéndolos a la olla. Volvemos a encender el fuego de la sartén, cocinamos las cabezas de las cigalas y las añadimos a las verdinas (como estas cigalas eran de la ría aplasté la cabeza en la olla para que aportasen todo el sabor de su interior). Si las cigalas son grandes podemos separar las pinzas para que se integren mejor en el guiso.

8) En la misma sartén, marcamos las colas de los gambones y de las cigalas y las incorporamos a las verdinas. El último marisco que incorporaremos serán los berberechos. Los abriremos en la misma sartén con un poco de vino blanco y a medida que se vayan abriendo los añadiremos a la olla junto con el líquido que quede en la sartén. Descartaremos los berberechos que no se abran. Para remover el conjunto e integrar el marisco en las verdinas lo haremos moviendo la olla ya que si lo hiciésemos con un utensilio de cocina romperíamos todas las verdinas.

9) Ya tenemos las verdinas con marisco listas para comer. Recuerda que este tipo de recetas están mucho más sabrosas si se dejan reposar unas horas.<br/>¿QUÉ OPINAS DE ESTA RECETA DE FABAS VERDINAS CON MARISCO?<br/>Puedes dejar un comentario más abajo, compartir la receta o puntuarla.<br/>Y si te animas a preparar esta receta de verdinas, me encantaría saber qué tal fue el resultado o si te ha surgido alguna duda.

Notas y recomendaciones:

- Las verdinas son unas fabas o alubias pequeñas, muy delicadas de un precioso color verde y se suelen cultivar en la zona norte de Galicia y en Asturias.
- Para estos platos de fabas con marisco, a diferencia de los que se hacen con carnes como la fabada asturiana, se cuecen por un lado las fabas y por otro los mariscos, ya que el tiempo que necesitan las fabas y el marisco es muy diferente.
- Para que los mariscos no se pasen de cocción, los incorporaremos cuando las verdinas ya estén cocidas.
- El tiempo de elaboración que he dado ya sabéis que es aproximado ya que depende del tipo de faba, del agua y de la potencia del fuego.